Convivencia

22.1.19



Me ha saludado esta mañana con los ojos vidriosos y la respiración agitada. Me ha narrado una historia que es muy antigua y suele ocurrir donde residen muchos me vecinos. Dice que vive angustiada desde hace meses y que apenas descansa. Cuando tiene que entrar o salir de casa trata de emplear el menor tiempo posible porque, me ha confesado, siente miedo. Aclara que en su bloque de pisos la persigue un fantasma… de carne y hueso.



Constructo

21.1.19



A veces dejo todo y me retiro de mí lo suficiente como para encontrarme a solas con el nadie que soy. Entonces me doy cuenta de que estoy hecho de arenisca de los días y de arcilla del recuerdo, del viento oscuro de la noche que levanta muros de soledad y del parpadear longevo del tiempo. Soy materia ocupada por su esencia.



Crónica negra

20.1.19



Aquel periodista escribía una nota diaria sobre el suicidio. En su última glosa dejó el espacio en blanco.



Transportados

19.1.19



El tráfago de vivir es quien nos lleva de un lugar a otro del tiempo sin que nos demos cuenta.



Inmensidad

18.1.19



Vivo en el espacio en blanco que existe entre una palabra y otra.



Empequeñecidas

17.1.19



Las ideas de escasa estatura son las que no alcanzan ver la solidaridad o la empatía.



Amanecida

16.1.19



De pérdidas y olvidos está lleno el camino que, al final, se diluye como una aurora boreal en la mañana.



Transformados

15.1.19



La dificultad no está tanto en adaptarse a los cambios contantes y urgentes de estos tiempos como en sentirse cambio también.



Obsequiados

14.1.19



Para Zygmunt Bauman, «el regalo más importante que puedes hacer a la gente que quieres es el sacrificio de tu tiempo». Ese material que, a veces, gastamos a manos llenas en futilezas.



Grabado

13.1.19



Nunca tenía frío porque el tatuaje abrigaba su desnudez.



Las tres ces

12.1.19



En uno de los múltiples destinos de mi periplo escolar fui a parar a un edificio grandilocuente y ruinoso, formado por dos plantas de alturas desproporcionadas y dos patios, un intricado laberinto de pasillos oscuros y un gran almacén que hacía las veces de salón de actos. Ingresé en tercer curso de primaria a los pocos días de haber comenzado el curso y aún recuerdo lo que primeramente me impresionó: no saber qué me daba más miedo si los maestros o mis nuevos compañeros. El temor se pasó y durante los cuatro años siguientes fui un alumno más o menos. 

La chiquillería, tan dada a contar historias, fabulaba que aquel edificio primero estuvo dedicado a ser un convento de monjas, luego pasó a ser una cárcel y, finalmente, antes de ser derribado, se usó como colegio. De alguna manera el inmueble cumplió con una peculiaridad común a todos sus moradores: la reclusión.



Lagunas

11.1.19



En los gestos sencillos como pelar una naranja, morder una manzana, cambiar los visillos del salón o sacar los guantes de invierno, es donde gastamos la verdadera vida, la que no está ausente.



Paradojas

10.1.19



La memoria no es falaz, solo dibuja con su mano las cosas que nos pasan.



Reticencias

9.1.19



Alguien se espanta del eco tecnológico que tienen los sucesos y la atracción que provocan en muchos seres humanos. No es nada nuevo, a las ejecuciones públicas nunca les faltó público.



Maquinal

8.1.19



La aliteración de los mensajes publicitarios ha desencadenado la construcción de un pensamiento automático, zombi.



Obviedades

7.1.19



Dicen que la riqueza es algo relativo porque no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita. Lo es hasta que precisas matar el hambre, enseñar al que no sabe, curar a los que padecen o dar cobijo a los sin techo. No todo es tan palmario como lo cuentan.



Halterofilia

6.1.19



Siempre que participaba en los Juegos Olímpicos levantaba sospechas.



Ahogos

5.1.19



Cuando la mentira se mezcla con el aire que respiramos, la realidad termina por asfixiar el pensamiento.



Inermes

4.1.19



Nada nos salva, cierto, pero para mantenernos a flote nos aferramos como náufragos estelares al amor, a los sueños y a la poética del tiempo.



Atinados

3.1.19



Errar cien veces y no acertar ninguna es la prueba evidente de estar siempre equivocado.



Estilos de vida

2.1.19



Un sol cálido de invierno, un césped brillante, la mañana tibia sobre el mar azul. Todo parecía dispuesto para que el jugador del golf golpeara la pelota disfrutando del momento. Después camina sin prisa hasta terminar su recorrido al final de la mañana. El monótono placer se repetirá al día siguiente como sucedió el día anterior. Es un sueño dorado dejar correr el tiempo mientras pasa la vida haciendo aquello que es gustoso, piensa un espectador que mira la escena. Festejar la holganza y la pereza. 

¿Y hacer eso no es como anticipar nuestro entierro? ¿Morirse por no hacer nada? La indolencia es la puerta hacia el hastío ontológico.



Cálculo infinitesimal

1.1.19



El cero es la división exacta de la nada.



Separaciones

31.12.18



Indicaba William Somerset Maugham que «la sensación de la distancia depende menos del espacio que del tiempo». Aun estando de acuerdo con tal máxima, la percepción del distanciamiento la mide mejor el desapego, la algidez de los afectos, el tiempo consumido y el olvido.



Dentro del cuento

30.12.18



Despertó con la terrible resaca de la noche anterior sin saber dónde estaba y ni quién era. Tambaleante, se levantó de la cama con náuseas y se dirigió hacia el cuarto de baño. Abrió la puerta y le sorprendió la luz que entraba clara por la lucerna. Abrió el grifo y se refrescó la cara. Quiso, en ese momento, reconocerse en el espejo donde se podía leer la leyenda: ¿te has contado ya el cuento de esta Navidad?



Atracción

29.12.18



¿Alguien ha visto alguna vez chocar dos naranjas en el punto más alto de su trayectoria cuando han sido lanzadas hacia el cielo en direcciones contrarias? Es un hecho insólito, peculiar y casi irrepetible que ocurrió cuando tenía trece años y marcó el inicio de una inusitada, especial y desmedida amistad. 

En realidad, lo que colisionó en aquel momento no fueron dos naranjas, fue el encuentro de dos ideas similares que iluminaron una amistad de dos adolescentes. Parecía un hecho fortuito en ese momento, un designio, una indicación del azar. En cambio, ahora entiendo que fue el inicio de un camino de quienes pensaban un mundo común y diferente al de otros jóvenes. 

Aquella señal era una puerta abierta a todo un mundo de curiosidades y conocimientos y de tomar la vida según nos apetecía bajo los límites de acecho familiar. Más que un choque fue una atracción que pareció infinita y duró, en la eternidad, el tiempo que permanecieron en el cénit aquellos dos cítricos.



Degustaciones

28.12.18



La poesía sabe a esa dulce aspereza que tiene la vida.



La atracción de las masas

27.12.18



Orbitando el presente somos atraídos por la gravedad de la actualidad que nos desintegra.



Recaídas

26.12.18



El autoengaño es una forma convaleciente de existencia.



Panorámica

25.12.18



Decía Henri-Frédéric Amiel que «cualquier paisaje es un estado del espíritu», igual un desierto de penas que un mar de ahogos.



Silentes

24.12.18



Existen personas que, como señala la expresión popular «no meten la lengua en paladar», que equivale a no saber callar. Hablan y hablan llenando todo el tiempo de palabras, sin dejar un resquicio de reverberación para la reflexión y la pausa. Deben de sentir horror a escuchar su monólogo interior, a parar de hablar y elidirse de la realidad. 

El silencio es la voz del pensamiento, la tregua del ruido, el velo que cubre la soledad.



Ictus verbal

23.12.18



Durante toda la tertulia no abrió la boca. Tan solo antes de terminar dijo que se moría de ganas de hablar. Y en ese instante feneció.