Deporte de riesgo

18.4.10



Los dedos de la mano izquierda sobre la asdf y los de la derecha encima de la ñlkj y comenzó la gran aventura.



12 apostillas:

R. dijo...

Nada da más vértigo que una página en blanco. Sí, tienes toda la razón: escribir es un deporte de riesgo.

saludos

Ex-compi dijo...

Perdona pero yo escribo con el indice de la mano izquierda y derecha, sin mirar, así que mi riesgo tiene un componente mayor de riesgo.

jordim dijo...

y lo más fácil es que salga una mierda enorme..

Míkel F. Deltoya dijo...

Y ten en cuenta que los teclados vinieron a ayudarnos en cuanto a evitarnos el código binario, suerte mi querido Francisco, sin embargo, jamás caracteres podrán sustituir la tinta en manuscrita y la máquina de escribir.
Saludos

Miquel dijo...

Deporte de riesgo con un altísimo índice de accidentes de diverso grado.
Y hay algunos accidentes que son peores que la muerte.

Aunque como todos los deportes de riesgo también es adictivo.

Joselu dijo...

Y en esos dedos de la mano izquierda y derecha se contiene el universo, todo lo imaginable, lo soñado, lo presentido, lo que está más acá o más allá. Y si a veces el resultado tiene que ver con el arte, entonces podemos ir más allá de la muerte.

Juan Poz dijo...

¡Una aventura para los manitas! A los manosos, que tecleamos un poco como los movimientos del caballo del ajedrez, se nos complica tanto la aventura que son muchas las posiciones desde la que se inicia. Los hay banderilleros, que apuntan con los índices o los corazones, y se lanzan como una flecha hacia la letra de su elección; los hay ventallistas que cubren al azar dos partes del teclado y dejan a la vista el dibujo de una v con el viientre cargado de letras, y los hay pensativos que, las manos fuera del teclado, en pose episcopal, meditan antes de deshacer la urdimbre de dedos entretejidos para llevar uno a una tecla y asegurarse, después de que se imprime el dibujo en la pantalla, y antes en el papel, casi al modo como el protagonista de La escafandra y la mariposa consiguió escribir un libro estremecedor, como la propia película de Schnabel.
¡Viva la tinta, el plumín y cualquier papel donde éste corra sin que la tinta se esparza y desordene!

Nebroa dijo...

Me encanta...!

V a v o dijo...

yo soy un poco mas precavido, solo uso los indices.

Maria Coca dijo...

Y tanto!! Toda una experiencia...

Besoss

Rose Kavalah dijo...

... y a volar

Gata dijo...

uff para algo asi hace falta ser al menos Tom Raider, o tener las tetas de la Jolie para vender más libros :P
pero mola empezar aventuras aunque acaben y empiecen en el jardín de la comunidad de vecinos