El paradigma del nuevo periodista

22.4.10



Siempre lo he dicho: vivimos el mejor momento para el periodismo pero en las peores condiciones. Nunca antes en la historia de la comunicación hubo tal efervescencia de formatos y de noticias. Igualmente tampoco se dio la paradoja que el control de los medios, y por ende de los periodistas, fuera tan férreo por parte de los poderes económicos -principalmente- y político. Una consecuencia que es claro desencadenante de la situación que se vive.

Hace una semana asistí a las Jornadas Blogs y Medios de Comunicación que en su séptima edición volvieron a celebrarse en el Hospital de Peregrinos de Granada. Allí se dieron cita gente interesante de la blogosfera como la directora de la informacion.com, Vanessa Jiménez, la autora del blog El Periscopio, Rosa María Artal, junto a Antonio Martínez Ron de Fogonazos, Alvaro Ortiz (Furilo), Guillermo López de La Página Definitiva, Laura Pintos de 233grados.com, Wicho de Microsiervos, Rosa J. Cano de El País y la directora adjunta de 20Minutos.es, Virginia P. Alonso. Cerraron el debate Pepe Cervera periodista de RTVE y autor de Retiario e Ícaro Moyano de Tuenti y La Tejedora quienes trataron de trazar una visión futura de la cosa periodística.

Hubo otra conclusión a la ya apuntada al comienzo de esta entrada como es la atomización y distracción de los usuarios que no saben dónde acudir para el consumo de información. Es tan grande la dispersión de contenidos informativos que al final los usuarios terminaran despistados, mientras que las empresas de comunicación van a tratar de llevarlos como las cabras al redil.

Según Pepe Cervera habrá que olvidarse de las estructuras industriales y hacer contenidos de calidad para pequeños grupos, porque se acaba la era de los grandes productos y hay que hacer una información artesanal.

Y para Ícaro Moyano nunca se han valorado tanto los contenidos pero se intenta reproducir el modelo de negocio del quiosco. Y opina que si hasta ahora leíamos la información jerarquizada, en este momento se lee sobre lo que interesa.

No sé pero yo la bola de cristal no la veo tan clara.



6 apostillas:

Alu dijo...

Me gustaría poder haber asistido a tal emocionante encuntro.

Un saludo :)

Joselu dijo...

Tengo la impresión de que informarse no contribuye a saber más sobre algo. Todo está tan mediatizado, todo es tan sesgado, todo está tan manipulado que el ser humano se siente impotente ante la realidad que no puede controlar en ningún caso. Yo acostumbro a leer varios periódicos diariamente, sigo las noticias por la noche en televisión, en la radio cuando voy en el coche asisto a alguna tertulia, leo las noticias por internet en los periódicos digitales. Se podría decir que soy una persona medianamente informada, pero la realidad es que no sé nada de nada. La realidad es tan compleja que no existe como Realidad sino como dispersión de "realidades" que cada uno valora según su prisma particular. Una de las mayores felicidades que he vivido tuvo lugar cuando estuve tres meses viajando por Extremo Oriente y no me enteré nada de nada de lo que pasaba en el mundo. Estuve totalmente desinformado y mi sensación fue de maravilla. Informarse no sirve para nada, sólo para alimentar el sentimiento de impotencia aunque, sin duda, seguiré informándome.

V a v o dijo...

Si algo nos ha dado la internet es la posibilidad de volver a la individualidad, de enterarnos y expresarnos de manera individual. Uno escoge que leer, como leerlo, cuando leerlo o si leer o no. Yo creo que eso es lo que empaña la bola. La industria periodística se enfrenta a la libertad del hombre.

javi dijo...

Chapó, Joselu.

A veces creo que hacemos las cosas al revés de como deberían ser: primero nos posicionamos, después nos informamos, y por último si llega buscamos un libro que nos aporte la perspectiva histórica. Es justo al revés. Deberíamos aprovechar, cuando un conflicto está candente, para leer sobre su historia, luego ir a la información de actualidad, y por último tomar partido.

Un saludo.

Míkel F. Deltoya dijo...

En mi entorno, en mi realidad, el blog no pasa de eso, de ser un blog.
Desafortunadamente, para el urbe Mexicano, los intelectuales y culturales de la época están arraigados por diferentes aspectos, Si bien el internet es la ventana de ventanas, y expone ideas y expresiones, aquí se sigue rigiendo por lo que dice la televisión.
Sería interesante organizar en mi ciudad eventos así.
Saludos

ricard dijo...

Coincido en lo de la bola de cristal. Me parecen más razonables quienes, en este momento de cambios, confiesan ser incapaces de pronosticar. También después, a toro pasado, aparecerán los que, como siempre, "explicarán" por qué sucedió lo sucedido, a la manera de los econmistas, casi siempre incapaces de prever una crisis, pero disponiendo siempre de modelos y teorías y argumentos para explicarlas a posteriori.
En un momento como el actual, todo es posible. Y esta incertidumbre, hace muy interesante (estimulante) vivir este presente, que, aunque no sepamos cuáles, traerá muchos cambios. Y no todos tienen forzosamente que ser para peor.