Catalepsia comunicacional

31.3.11



Mi amigo Arsenio que gusta ejercer, tras una copa de vino, de filósofo mundano, pregunta siempre que escucha sonar un teléfono móvil, qué sería de nosotros sin esta tecnología doméstica. Recuerda entonces cómo no hace tantos años se trabajaba y se vivía sin este aparato. Su hilo de reflexión le lleva a señalar que todo era menos ajetreado y que la comunicación, en mayor grado, era directa. Mantiene que esa forma de vivir no es saludable para nuestros estados mentales y que estamos bajo los efectos de una suspensión vital permanente por el desplazamiento del yo hacia otros lugares de la realidad. Tras su tesis no puede exponer su conclusión. Suena su teléfono móvil. —Es el espíritu de mi jefe— señala. Y se marcha.



Aprendizajes

30.3.11



¿Qué animal se ocupa de mirar en el fondo de aquello que ha sido?



En el autobús

29.3.11



―Se le saluda señor Albert. Tome asiento.
―Gracias.
—El mundo vuelve a estar calentito.
―La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.
―Sí, pero no me dirá que la cosa tiene su polémica.
―Uno no puede ponerse del lado de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la padecen.
―Es un punto de vista.
—Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar.
―Es posible, no lo niego.
―En el apego de un hombre a su vida hay algo más fuerte que todas las miserias del mundo.
—De todas formas no deja de ser una desgracia.
―No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.
―No todo el mundo está dispuesto a reconocerlo.
—Bendito el corazón que se puede doblar porque nunca se romperá.
―Así sea.
―Señor Camus. Me bajo en esta parada. Que tenga buen viaje.
—Por cierto qué tal le va con su escritos.
―Cada día lucho con ellos.
―Recuerde que los que escriben con claridad tienen lectores; los que escriben oscuramente tienen comentaristas.
—Lo recordaré. Adiós.


Escudriñamiento

28.3.11



Si miro al interior me abismo, si lo hago hacia afuera me derrumbo. Sólo la ciega indagación del mundo procura alguna calma.



Delación

27.3.11



Había cometido el crimen perfecto ¿o no? El asesino lo sabía.



Poder demoniaco

26.3.11



Cada cierto tiempo me gusta volver a la lectura obligada del Diccionario del Diablo. En su entrada Pandemónium, que viene a ser la capital imaginaria del reino infernal donde están todos los demonios, y que según explica Ambrose Bierce, «la mayoría de ellos han ido a refugiarse en la política y las finanzas», algo que da a entender que vivimos un momento diabólico.



Montón

25.3.11



Crisipo de Solis que murió fruto de un ataque de risa, tras ver como su burro al que había emborrachado con vino intentaba comerse el fruto de una chumbera, estoico y practicante del razonamiento progresivo, elucubró que «ser más listo que nadie en un mundo de mediocres no te salva de nada. Oponer la inteligencia a la estupidez es una batalla perdida. Hay más del otro lado».



Contador

24.3.11



Los tontos y los locos son el instrumento más eficaz para que la sociedad mida el grado de cordura del resto de sus individuos.



Antítesis paradigmática

23.3.11



¿Creer en lo que pensamos o pensar en lo creemos?



Dos amigas

22.3.11



—Este es el siglo de las mujeres.
―Y qué vamos a hacer con tanto tiempo.
―Además de reparar todas las desigualdades lograremos que el poder tenga más rostros femeninos.
―Y piensas que si las mujeres mandan el mundo mejorará.
―Seguro, será muy diferente al de los hombres.
―Leí, en alguna revista, que lo más que han conseguido las mujeres es acostarse con el hombre que quieran.
―Eso es una exageración.
―Vale pero también es verdad que algunas mujeres lo que han logrado es igualarse a los hombres en los aspectos más soeces.
―Bueno porque el ser humano un fondo común sea cual sea su género.
―También muchas mujeres son quienes validan cuestiones tan alienantes como la religión o la moda.
―Algo que no impiden a otras hacer todo lo contrario.
―Eres una optimista.
― Y por qué no, quizás valga la pena.



Raros

21.3.11



La extrañeza es moneda común entre los seres humanos y no hay nada más distante que lo desconocido.



Buen apetito

20.3.11



Arañó el borde de la aurora con una gubia. Lo metió en un trozo de pan negro y se desayunó, como todas las mañanas, con la ilusión de la luz.



Amilanados

19.3.11



Lo cobarde, según Hu es «la maldición de no pensar, la inutilidad de la grandeza, el incumplimiento de la justicia, la magra acción de la actitud.» Alguien vio en nuestros días gestos repetidos similares a los enunciados por el filósofo chino de la dinastía Zhou. Los tiempos parecen calcos de otros tiempos ocurridos y por ocurrir.



Relatores

18.3.11



La historia de la infamia no la relatan los indignos sino sus antagonistas, algo que más que acentuar su hecho atempera su calamitosa dimensión.



Factoría Disney

17.3.11



Tras entrar en la guardería los niños se colocan en la cola de sistema productivo y dan los primeros pasos de su largo proceso educativo. Joan Ferrés y Prats afirma que «la educación ha de ser industria del deseo si pretende ser industria del conocimiento» y Aristóteles dejo dicho que la 'paideia' era la educación del deseo. Si el deseo es mera ilusión transitoria cuando completen su educación habrán cerrado el círculo instructivo ilusorio.



Revuelta digital

16.3.11



¿Será esta la revolución virtual española: #nolesvotes?



Manumisión

15.3.11



—Camarero, por favor, nos trae dos cafés —dijo mientras levantaba la mano — Te digo que la sumisión es parte de la genética social.
―El acto de desobediencia como acto de libertad es el comienzo de la razón —contestó Erich.
―Nadie, en su sano juicio acomodaticio, cruza la línea de la docilidad.
―El bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer.
―Somos seres dúctiles, neutros y neutralizados.
― El peligro del pasado era que los hombres fueran esclavos. Pero el peligro del futuro es que los hombres se conviertan en robots —advirtió Erich a su interlocutor.
―La causa mayor es estar quietos y resignarse.
―La libertad positiva implica también el principio de que no existe poder superior al del yo individual; que el hombre representa el centro y fin de la vida, que el desarrollo y la realización de la individualidad constituyen un fin que no puede ser nunca subordinado a propósitos a los que se atribuye una finalidad mayor —explicó Erich Fromm.



Corrientes

14.3.11



Entre forzar las cosas y dejarlas a su amor pervive la incertidumbre de fallar.



Resistencia periodística

13.3.11



Horacio Verbitsky sorbió un trago de café, cerró los ojos y escupió un artículo.



Aquilatar

12.3.11



El estoico Epicteto estableció que «toda la filosofía se basa en dos palabras: sustentarse y abstenerse.» Y todo ejercicio de su práctica reside en saber aguantar los envites del mundo y renunciar a sus causas superfluas.



Rayado en un muro

11.3.11



No hay crisis: el sistema es la crisis.


Pigricia

10.3.11



De quien ejerce la ociosidad puedes esperar el regalo de parte de su tiempo, más poco o nada de quien sólo se ocupa en trabajar.



Axioma estándar

9.3.11



¿Somos todos iguales cuando estamos ante el ordenador?



Igualdad

8.3.11



—En matemáticas, dos objetos matemáticos son considerados iguales, si y sólo si, son el mismo objeto —explicó el profesor.
—(Interesante) —pensó el alumno.
—Leibniz indicaba que dos cosas eran idénticas si, y solamente si, tienen las mismas propiedades.
—Eso vale para todo —preguntó el alumno.
—No. Existe la igualdad social, ante la ley o de oportunidades.
—Y a las relaciones personales también se le puede aplicar el término.
—No sé pero mi experiencia me dice que es difícil igualar la ternura o el cariño. En la balanza de los afectos no hay equidad.
—No puede haber un fifty-fifty —le requirió el alumno.
— Es cuestión de intentarlo. Víctor Hugo decía que la primera igualdad es la equidad.



Incapacidad

7.3.11



Cuando escribo reír evoco la risa pero no me río. No puedo anotar la palabra llanto mientras lloro porque las lágrimas me nublan la escritura. Ni cuando estoy alegre consigo escribir alegría porque el júbilo me impide estar sujeto a una silla. La escritura me incapacita vivir el instante de los sentimientos que sólo cuando son cadáveres puedo velar sobre el papel.



Espíritu maligno

6.3.11



El bebé lloró toda la noche de hambre y murió al amanecer. A Munashe, una joven mujer zimbabuensa, el llanto se le quedó dentro y enloqueció.



Desquite

5.3.11



Jean de la Bruyère opina que «sólo los que actúan bien merecen ser envidiados, sino hubiera todavía una alternativa más válida, que es hacerlo mejor que ellos: es una dulce venganza contra los que nos provocan esos celos.» Ojalá la vida se superara sólo por tan nobles estímulos y no como ocurre por sus contrarios cuando son los malos modelos quienes atraen mayor imitación.



Diacronía de la soledad de fondo

4.3.11



Dicen que en el Universo existe una radiación de fondo que cuenta la historia del prototiempo. Es el mismo eco lejano que acompaña a los seres humanos en su soledad intransferible y dolorida.



Lluvia de información

3.3.11



A medida que la tecnología ha permitido acrecentar la cantidad y velocidad de transferir información, el tamaño estándar tiende a condensarse en pequeños fragmentos de texto que caen sobre nosotros como gotas de fina lluvia.
Lo confirman investigaciones como la efectuada por un equipo de científicos de la Universidad de Berkeley, quienes auguraron que para el año 2003, los seres humanos habrían generado 57.000 millones de gigabytes de información digital, o lo que es similar al conjunto de palabras proferidas por las personas que han poblado el planeta desde que comenzaron a hablar. Como los aumentos en generar información son exponenciales, a fecha de hoy es posible que esos números se hayan multiplicado por más de un centenar de veces.
Ante tales magnitudes sólo se puede acceder a una ínfima parte de la información dejándose mojar por esas pequeñas gotas de lluvia.



Limitación

2.3.11



¿La propiedad intelectual es impropia de la era del conocimiento?



Mercado

1.3.11



—Buenos días ¿qué le pongo?
―Unas páginas webs poco hechas.
―Mire qué buena pinta tienen estas. Se las dejo a buen precio.
―Y los bytes, ¿están frescos?
―Esos de ahí cayeron, anoche mismo, en las redes sociales.
―Está bien póngame cuarto y mitad.
—¿No se lleva algún giga?
―No sé...
―Están bien alimentados, este de aquí se ha comido miles de palabras.
—Vale igual puedo hacer una novela para cenar.