Aquilatar

12.3.11



El estoico Epicteto estableció que «toda la filosofía se basa en dos palabras: sustentarse y abstenerse.» Y todo ejercicio de su práctica reside en saber aguantar los envites del mundo y renunciar a sus causas superfluas.



2 apostillas:

Joselu dijo...

¿Dónde queda lugar para la pasión, la más superflua de las causas? El estoicismo es admirable y es la postura más sana ante la vida, pero ese desapego (por otro lado de raíz oriental) casa mal con nuestro estilo de entender las cosas. El estoicismo es algo que se aprende por uno mismo, desde luego no es algo que se enseñe en las escuelas.

Blanca dijo...

Parece que fue un hombre sabio

P.D.Como voy a seguir leyendo dejaré los saludos para el final xd