Voces

31.5.11



—El ser humano viene de las tinieblas y va a la oscuridad.
—A veces de noche, enciendo la luz para no ver mi propia oscuridad.
—¿Y es por ello que somos como un latigazo de luz? —preguntó casi resignado.
—Algunas cosas se hacen tan nuestras que las olvidamos —le contestó el poeta.
—Y a pesar de ello no dejamos de hurgar en las ambiciones.
—Buscando lo que deseo voy perdiendo el deseo de lo que busco.
—¿Uno debe buscar su verdad?
—La verdad tiene muy pocos amigos y los muy pocos amigos que tiene son suicidas.
—Sí que escasea la amistad entonces.
—Uno es uno con otros; solo no es nadie.
—No lo es por su arrogancia.
—Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto.
—Si eres humilde y buscas tu sendero.
—Dirán que andas por un camino equivocado si andas por tu camino.
―Hablarán tantas cosas señor Porchia.
—Un corazón grande se llena con poco.







15-M Los sueños existen, revolucionemos nuestra cotidianeidad »

7 apostillas:

Matías dijo...

buenisimo, antonio es simplemente brillante... tengo su librito en mi mesa de luz hace como 2 años ya (¿hablabas de antonio porchia, no?)

antero dijo...

y rebosa con menos

Joselu dijo...

No conocía a este poeta italo-argentino. Lo he rastreado a propósito de tu post y me ha gustado lo que he encontrado. Me ha atraído la frase final: Un corazón grande se llena con poco. Pienso que es cierto, y, en cambio, un corazón pequeño no se llena con infinidad de cosas. No es lo que poseemos lo que nos hace grandes, es lo que dejamos ir.

Juan Poz dijo...

"Uno es uno con otros", en efecto; pero, y perdón por el atrevimiento de la corrección, "solo es nadie". A veces no hay mayor recompensa que esa de serlo. También Machado decía que un corazón solitario no es un corazón, pero nadie está exento del chancro de lo sentimentaloide. ¿Hay nadies orgullosos de su nadieidad? Me da que sí.

Golfo dijo...

Dialógico, que no viene mal en un mundo en el que parece que solo podemos elegir entre lo analógico y lo digital.

Paseo por este la blogosfera y me topo con esto... Me los quedo como un ramajo de hierbas aromáticas.

Ex-compi dijo...

Ay, cuanta verdad marca este dialogo, uno es uno cuando esta con otros, sí,pero a veces el camino se hace pedregoso..., y si uno esta solo, sí, no es nadie.

Pedimos cosas, ni no pedimos un corazón grande para llenarlo con poco, y poder ir ligero de equipaje.

P.D.: como siempre reconfortando las almas en pena que habitan en otros mundos.

Blanca dijo...

Joselu, lo que dejamos ir nos deja tan tristes...

Juan, hay seres que como tu dices se hacen los humildes para que los demás digan que son grandes.

Francisco, un corazón grande se llena con mucho amor.

Para poder vivir sin amargura necesitamos que nos quieran.

Solo eso llena un corazón

Perdón si me he desviado del verdadero sentido que has apuntado.

Salud a todos.