Hundimiento

16.5.11



Se sobrevive a la inmensidad del caos y de la nada y, en cambio, se sucumbe ante los pequeños desastres personales.



6 apostillas:

hEto dijo...

Yo, yo, yo (nada que ver con el sándwich formado por dos placas redondas y un cordel enrollado en el medio que las hace subir y bajar en bucle cuando la cuerda se estira y se encoje); esta me la sé : La respuesta a la no pregunta es...

"ER TITANIC".

Juan Poz dijo...

Si son personales y desastres no pueden ser "pequeños", tengo para mí. Por el corazón de cada cual pasa el eje de lo real.

Noctambulant dijo...

La ignorancia es la que nos permite sobrevivir a la nada y al caos...

h.j. dijo...

porque no es lo mismo enfrentar un desastre que tener un desastre por dentro.

Joselu dijo...

El caos y la nada no son significativos, lo es más que se te caiga la mantequilla sobre el traje nuevo o que la cajera tarde más en cobrarte o que alguien te raye el coche o que un trollano entre en tu blog a deshacer la vajilla tan cuidadosamente guardada. La desazón existencial fue una moda del siglo XX que es tan antigua como las copas del Real Madrid.

Blanca dijo...

Buenas noches a todos.
Este blog es genial.

Me encanta el autor y me encantan los comentaristas a los que !ojo francisco! si no fuesen buenos lectores, xd, no comentarían con tanto acierto.Pero eso tu también lo sabes.

Salud.