Adaptación

7.5.11



El neurocientífico Antonio Damasio opina que placer y dolor «son las palancas que el organismo requiere para que las estrategias instintivas y adquiridas funcionen de manera adecuada», algo que tuvo como consecuencia la formulación de habilidades intelectuales y culturales ante el abismo descubierto.
Damasio además afirma que «los rangos óptimos se expresan en las mentes conscientes como sentimientos placenteros; los rangos peligrosos, como sentimientos no tan placenteros o incluso dolorosos», lo que hace pensar cómo los primeros «son el fundamento del estado que, en formas bastante elaboradas, llamamos felicidad. Por el contrario, los estados vitales desorganizados, ineficaces e inarmónicos, los presagios de la enfermedad y el fracaso del sistema, constituyen el substrato de los sentimientos negativos, de los cuales, como observó tan adecuadamente Tolstoi, existen muchas más variedades que de los tipos positivos, una variedad infinita de dolor y sufrimiento, sin mencionar el disgusto, los miedos, la ira, la tristeza, la vergüenza, la culpa y el desprecio». Adquirida esa conciencia es difícil apartarse del camino como reza el proverbio chino: «el que no cambia de rumbo, llegará al destino del camino por el que va».



5 apostillas:

Míkel F. Deltoya dijo...

Otros por ejemplo, la angustia, el masoquismo, u obrar de mala fe.

Saludos

hEtamos apañados dijo...

Pienso, dios me perdone por ello, que él reticente hEto es un alter ego del señor Ortega para hacer más llevadera su bitácora. hEto es un duende malévolo que no permite dejar comentarios en su lugar, él sabrá por qué, pero que aquí campa a sus anchas dando caña. ¿Qué tiene que decir hoy hEto de la intervención del señor Dalmasio? A ver, chaval, permíteme que te tutee, ¿qué tienes que decir de esta interpretación del dolor?

hEtamos apañados con el hEto de los huevos los que disfrutamos de la introspección metafísica de esta bitácora.

¿Es o no un recurso narrativo del autor señor Palomares?

Hasta siempre.

hEto dijo...

JAJAJA; cachonda mental...
Tú eres de las mías. Sin duda.

Me encanta el protagonismo, pero... sinceramente, no creo ser merecedor de tanto elogio por tu parte, por cierto.

Que yo no dejo comentar, ¿eh?.
JAJAJA : serás capulla provocadora...
Mmm!!, como a mí me gustan.

Anda, nena, artista de la pista sin arte ni parte; lo primero que deberías de hacer, so rencorosa, es abrir al público tus magníficos blogs. Y no te preocupes, no. Que no te pienso desenmascarar.

Ya sabes cielo : "Que tu boca no extienda los cheques que tu culo no pueda pagar".

En cuanto al
"Dalmasio", como tú escribes, que si no me he equivocado al leer es : DAMASIO, nada que decir; pa' qué... si ya lo has dicho tú todo.

Un saludo y muchísimas gracias por hablar bien de mí. Lo contrario me habría jodido, en exceso... puesto que supongo, y doy por hecho, que así lo has intuido.


Hasta mañana, pues,

H.




PD one : Te trato en femenino... porque así, seguro que no me equivoco, al entender que no tienes los suficientes ovarios como para comentar con un alias rastreable. Ma petite Lola.

PD two : No se quejará Ud., D. Francisco, del curioso efecto que su estudio sociológico está teniendo. Digno de una tesis, ya lo creo.

DIEZ EN UNA dijo...

Eto, que nooo, que te confundesss, que no he sido yooo¡¡¡. No es la primera vez que me confundes con anonimos (eso quiere decir que me ves en todas partes?)
Que hay cosas mas importantes en esta vida que andar asiii¡¡¡.
Con lo que tienen que madrugar los panaderos para hacer pan para semejantes artistas de la pistaaa.
Hoy he leido por primera vez la que estas liandooo. ¿Quieres dejar de hacer el canelo y respetar un poquito?. La persona del seudonimo te esta cogiendo "cariño" pero no creo que "la casa ajena" sea un buen lugar para "amaros", y a mi particularmente esta "casa" me gusta, asi que estate quietin y juega con otra cosa.
Presento mis respetos al anfitrion.

hEto dijo...

Cuando realmente me equivoqué, y lo hice de cuerpo entero, no solo de cojones, fue un 23 de febrero de 2008.

No tengo ninguna duda.