Paseo del pensamiento

17.5.11



—Me alegro de verle pasear por estos lares y con tan buen semblante.
— Con frecuencia una falsa alegría vale más que una tristeza cuya causa es verdadera.
—Usted siempre encerrado en esos pensamientos.
— Sentir no es otra cosa que pensar.
—Pero hay que escapar de eso de vez en cuando.
—No hay nada que esté enteramente en nuestro poder más que nuestros pensamientos.
—Y tanto pensar le lleva a alguna parte.
—Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro.
—¿Le ayuda eso a resolver los problemas?
—Divide las dificultades que examinas en tantas partes como sea posible para su mejor solución.
—Lo tiene claro.
—Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas, una vez en la vida.
—¿Eso le ayuda a prosperar?
—Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros, o ir por el buen camino.
—Tiene, por tanto, solución para todo, señor René.
—Si no está en nuestro poder el discernir las mejores opiniones, debemos seguir las más probables.
—Le tengo que dejar. Sigo mi camino.
—Pero recuerde una cosa joven, que la verdadera inteligencia consiste en descubrir la inteligencia ajena.



6 apostillas:

Anónimo dijo...

Bolg antiguo y reciente, todo interesante. Diálog para hornear la cabeza
Opino: que debemos dejar espacio a la espontneidad, no comernos tento el coco, de lo qeu se ,de lo que no se, discernir las opiniones mejores, En base a que?una puede ser muy correcta para uos, aburrida y vacia para otros, ella presumiendo de cultura, todo es muy relativo. Esta bien estar en disposicion de asimilar cosas nuevas, evolucinar, claro, peero sin compararse demasiado con lo ajeno, cada uno tiene sus matices.

saludos arena

María dijo...

Fíjate Francisco,
yo comenzaría por decirle al Sr. René que es más fácil simular una tristeza, que ir falsamente alegre, mucho más, cómo le comenta su amigo, en el semblante, ese... casi nunca miente si va distraído de paseo:-)

Por lo demás, pensar es consustancial al hombre, si no lo hace, todo lo más será un rumiante... ahora bien, encontrarte por la calle a alguien, que te suelten tal cantidad de frases lapidarias en tres minutos... es excesivo... no me extraña que el Sr René ya no sepa si va alegre o triste ¡¡sus neuronas deben estar hechas papilla!!:-) y si además de todo, va como un zahorí buscando inteligencias ajenas... o ¿quizá era una indirecta no demasiado modesta, lanzada a su contertulio? va a ser eso, quería apabullarlo al pobre:-)


Un beso Francisco, lo de hoy no ha sido leche con galletas... mínimo... chocolate con churros y...¡¡fíjate qué horas!! si se me indigesta lo tendrás sobre tu conciencia...

Pero...¡¡estaba muy rico conste!! gracias :-)

Dulces sueños


PD
Menos mal que mañana aquí, es fiesta:))

Míkel F. Deltoya dijo...

Yo prefiero no recomendarle nada al Sr. René... suficiente tiene ya en la cabeza.
Saludos

hEto dijo...

Vivir, a mi modo de pensar, no es otra cosa que sentir.

Los sentimientos no se piensan y quedan fuera del alcance, afortunadamente, de la razón.

Y el pensamiento, libre o no, no siente.

Bastante tengo con tratar de encontrar mi supuesta inteligencia, que algo de ella tendré en alguna parte, en el lugar de descubrir la inteligencia ajena, puesto que con esa no se vive... aunque, en ocasiones, se sienta más o menos cercana o lejana.

Juan Poz dijo...

La inteligencia ajena, Francisco, se manifiesta de manera tan apabullante que a lo que nos obliga, en el acto de asombrarnos, es a reconsiderar que nosotros tengamos la nuestra: nos ciega tanto la claridad ajena que necesitamos hundirnos hasta lo más oscuro y profundo para intentar ver algún destello que emane de nosotros como las luces semáforicas del escarabajo de resorte...

DIEZ EN UNA dijo...

-El pensamiento (al menos el mio) lleva casi siempre a la duda, siempre hay buenas y malas razones para seguir cualquier camino o para discernir una verdad verdadera y/o realidad real.
La toma de la decision final o veredicto sobre algo despues del "discurrimiento" es llevada a cabo por el instinto propio de cada cual agarrandonos a cualquier razon pensada.
-En referencia a su "avanzar", no se porque la vida tiene que ser una carrera, no creo que deba serlo. "Avanzar" debe ser llegar a viejo con las experiencias anheladas. Ni mas deprisa, ni mejor que los demas, no todos tenemos las mismas aspiraciones en nuestra existencia.
- Las mejores o mas probables opiniones son tan subjetivas como la belleza de mi nariz (creame), con esto quiero decir que los criterios ajenos deben carecer de veracidad hasta que no sean sopesados por nuestro propio juicio aunque siempre, siempre respetados, y como el pensamiento de nuestro juicio sea dubitativo como el mio estamos todos "apañaos", solo deseo que tengan "tan buen instinto" como el mio.
Le envio besos, sonrisas y abrazos Don Francisco, espero haberle hecho al menos sonreir hoy.