Profesiones

22.10.10



El 'Rai' era un niño anodino, un chico torpe que apenas hablaba con los demás y jugaba por inercia. Carecía de iniciativa y casi de ánimo. A veces lo observaba y me preguntaba qué sería de él cuando, con el paso del tiempo, se hiciera mayor. Era un ser lánguido sin otra perspectiva que la de crecer como las plantas. Trascurrida la escurridiza infancia le perdí el rastro.

Al ver su foto el periódico, tras un chorro de los años, me pregunté: ¿y éste qué ha hecho para estar aquí? El titular me lo aclaró.

Se había convertido en un asesino. Jamás pensé que llegaría tan lejos.



6 apostillas:

PazzaP dijo...

Tan lejos en el error, tan perdido.

Joselu dijo...

Cuando iba leyendo me imaginaba que al final había llegado a ser alcalde o al menos concejal de cultura.

Eloi BLQ dijo...

otra pregunta importante es si se había convertido en asesino él solo o fue todo el mundo quien le ayudó.

María dijo...

¿Tan lejos? Me parece la salida más plausible para un ser como él. Ésa, o el suicidio, la cuestión es matar.

Luzya dijo...

Las personas hacen cosas sorprendentes. Nunca llegas a conocer a alguien ya sea porque las personas cambian o porque ocultan lo que son.

Juan Poz dijo...

Tan lejos porque el asesinato es una de las bellas artes, como sostuvo De Quincy... Y también hay una galería siniestra de asesinos inmortales, reales y de ficción.