Mitopía

30.10.10



No hay que vender el alma al diablo, solamente hipotecarla.



3 apostillas:

Javier dijo...

Permíteme humildemente discrepar, Francisco. Nada peor en este mundo (y más aún en el otro) que hipotecarte en lo que quiera que sea. Si fenicios hemos de ser, vendamos, pues.

Un abrazo.

Joselu dijo...

No te hagas ilusiones. El diablo ya no tiene lugar para tantas ventas e hipotecas de quiene quieren venderle o hipotecarle el alma. Ya ni él nos quiere.

Airun dijo...

Jaja

P.S. Me pregunto si alguien más habrá entendido el chiste