Casuística

18.10.10



Es fácil deslumbrar a la inocencia. Tanto como difícil es redimir la culpabilidad.



5 apostillas:

Umma1 dijo...

Pero el que deslumbra la inocencia, al punto que luego debiera sentir culpa, seguro que no carece de esos sentimientos

Juan Poz dijo...

También hay inocentes que viven su inocencia con una intensa culpabilida, como cuando persevera más allá de lo razonable, por ejemplo.

Maria Coca dijo...

Pero qué razón tienes!!!

La vida mancha. Es así.

Besos de lunática en lunes.

jordim dijo...

para qué redimir nada..

PazzaP dijo...

No hay que redimir nada. Ya no se llama culpabilidad. La han quitado.