Sueño

13.5.10



Debe ser que esto de escribir un ‘blog’ me confunde frecuentemente por aquello que me da por publicar casi todo lo que cavila esta cabeza mía. Lo escribo porque, a veces, me imagino sentado a una larga mesa, en plática de sustanciosa charla, mientras departo bebida y buen yantar, con esos amigos tan cotidianos: Joselu, Juan Poz, María, Blanca, Franco, Mar, Aaoiue, Javier, María Coca, Luis, Ex-compi, Futuro Bloguero, Antero, Mechi, Miquel, Javi, Vavo, Alejandro, Sharif, Aniz, María y otros tantos más que figuran en el margen derecho de la pantalla.




*La invitación igual vale para mis amigos de Facebook, Twitter y otros lares.



14 apostillas:

Gata dijo...

No me veo oye ;P

Joselu dijo...

Es un placer participar contigo de amena conversación en tan buena compañía. En estos días especiales te sentimos próximo y entrañable. Salud.

El futuro bloguero dijo...

Sería una gran mesa, que alegría de conversación, seguro.

Gracias D.Francisco

Javier dijo...

Estupendas veladas, Francisco. Lo que me apena es que ¿sólo? podamos escribir...

Un abrazo.

Alejandro Kreiner dijo...

Conversaciones amenas y nada comunes...


Saludos.

maite dijo...

me gusta el vocablo yantar,

un beso

AniZ dijo...

Sería todo un honor!
Salu2

María dijo...

Desde luego, con semejantes invitados y anfitrión, sería una velada inolvidable...

Juan Poz dijo...

¡Menudo festín de palabras! ¡Ahíto y feliz! No obstante, seguro que un abstemio amoral como yo acabaría dando la nota -sí, aquella más baja que el cerdo, que decía Don Latino...

Luis dijo...

Tu sueño es una realidad (incluso si la mesa es virtual y asienta sus patas en lugares muy diversos).

Antero dijo...

Veladas inolvidables que se cuentan por cientos.

Un fuerte abrazo.

César dijo...

Tú escribe y escribe, que por mucho pan nunca es mal año. Un saludo.

María dijo...

Gracias, por incluirme en tu mesa ;-)

Una sin comida, ni bebida, sería igualmente genial.


Un beso, Francisco.

franco dijo...

Ufff, qué lindo que sería. Me gusta cómo hablan de aquel lado del río.
Ya se han juntado a charlar y beber algunos de ustedes, ¿cierto?