Refutación interrogativa

19.5.10



¿Quién hace una mala pregunta obtiene una mala respuesta?



14 apostillas:

Mari Carmen dijo...

Malas preguntas pueden tener geniales respuestas.

:)

Míkel F. Deltoya dijo...

No lo sé... ¿Alguien lo sabe?

Saludos `````````
Existe un dicho, de que sólo un verdadero idiota, responde a una pregunta con otra.

Joselu dijo...

Depende.

hijoeputa dijo...

O no, por ejemplo buenísimas preguntas dan como resultado malas respuestas.

V a v o dijo...

Si esto es un experimento, ¿como van los resultados?.

Gata dijo...

Mi abuela decía que no hay preguntas malas ni tontas, sólo las respuestas pueden ser malas o tontas...
Quien pregunta quiere aprender, por lo tanto esta avocado a salir de la mediocridad dentro de las posibilidades de cada uno, claro está..!
Todo bien? ;P

Mechi.- dijo...

No una mala respuesta, sino una respuesta a algo que no se quiere saber.

Ex-compi dijo...

Pos depedende del diagnóstico de la pregunta, si después de hacer la análitica, el scaner, ...y demás pruebas, se detecta que es una mala pregunta, entonces necesariamente tendrá que tener una mala respuesta. Pero a veces nos liamos con las pruebas para el diagnóstico y nos la tragamos toica toica...

Juan Poz dijo...

Pero ¿aún quedan preguntas? Creí que los estadísticos habían arrasado con todas, devaluándolas hasta la condición de preguntas-basura... Nada de preguntas, que obras son amores...

Asby Aldon dijo...

una mala pregunta obtiene una buena respuesta y mejor aún si la respuesta corrige a la pregunta.
Luego una malintencionada pregunta obtiene una interesante respuesta...o muchas

Lu dijo...

no tiene porqué.... tampoco una buena pregunta lleva aparejada siempre una buena respuesta...

 Juan Pablo Giusepponi dijo...

Ese "quién" con acento tiene una trampa.

Blanca dijo...

En mi pueblo dicen " a quien pregunta, mentiras con él.

Pero no aprendemos; seguimos preguntando y encima nos enfadamos si no nos gusta le respuesta.

Así somos.

ricard dijo...

creo que voy a tener que dejarlo hoy y volver otro día menos quisquilloso.
Una mala pregunta siempre será un desatino, como escupir hacia arriba o mear contra el viento, bastante tenemos con preguntar algo significativo (que acaso no consiga una total y comprensible respuesta a lo que se preguntaba) cuando la pregunta es pertinente.
Mari Carmen dice que "malas preguntas pueden tener respuestas geniales"..., que me perdone, pero si no me lo explica no soy capaz de entenderlo. Esa "genial respuesta" podrá ser una reacción sorprendente o ingeniosa a la pregunta "mala", pero jamás una respuesta si en propiedad no ha habido pregunta; el hecho de que alguien se meta en la boca algo e intente masticarlo y hasta deglutirlo no presupone que eso tenga que ser un alimento, y no veo que una mala pregunta sea realmente una pregunta. Esto que acabo de decir, me parece que lo bendeciría la abuela de Gata, porque una cosa es que las pregunta no sean ni buenas ni malas...pero en todo caso deberían ser preguntas.
¿Malas por inconvenientes? ¿Malas por imprecisas? Si son convenientes y precisas, todas las preguntas son buenas preguntas, aunque aún no podamos responderlas. Y si no, es que no son verdaderas preguntas; sólo algo que se entona como si quisiera ser una pregunta pero como una canción sin música.
Me pregunto qué entiendes tú por una "mala" pregunta. Esto seguro que nos proporcionaría un interesante post. Espero que lo consideres.
Saludos.
(Mejor lo dejo, hoy tengo el día Wittgenstein).