Ajuste

25.5.10



Sentados en el porche de la casa dos viejos arrancan su charla como cada amanecer:
—El sistema en sí es una contradicción permanente.
―Sí, puede que sea así, pero no hay otro.
―En su devenir histórico ha acumulado tantos errores que ahora está lastrado hasta el fondo de una crisis importante. El principal, la ambición sin límites de los agoniosos.
—Lo arreglarán, no te preocupes. Lo ha hecho otras veces.
—No sé cómo van a poder solucionar la usura de los banqueros. Es perenne y hereditaria.
―Tendrán que hacer ajustes finos y recortar diferencias entre las grandes fortunas y las grandes miserias.
―Los volverán a engañar a pesar de que el personal cada vez sea más consciente de la situación y esté más mosqueado.
—Seguramente.
Y los dos viejos silenciaron su bocas durante varias horas.



6 apostillas:

Miquel dijo...

La pena es que los jóvenes también estemos convencidos de que es así...

Infinita la sabiduría de nuestros mayores, como infinita puede ser la fuerza de la voluntad de cambio.


Es triste que nos conformemos con un ajuste presente que sólo servirá para desajustar el futuro global/planetario

María dijo...

meciéndose suavemente en el balancín de su porche, tu adorable pareja, sabe lo que ha ocurrido en el pasado, pero no pueden saber lo que ocurrirá en el futuro y a los abuelitos no suelen gustarle las pelis de ciencia ficción.

Pero resulta que la realidad siempre supera a la ficción, así es que, yo tengo puesta toda mi esperanza en eso. El ajuste, será como de ciencia ficción, pero se producirá, ya verás como sí ;-)


Muchos besos y felices sueños.

Joselu dijo...

Mi padre -con el que no estuve de acuerdo prácticamente nunca hasta cinco minutos antes de morir- afirmaba que siempre había habido pobres y ricos, y que las revoluciones se hacen para volver a reproducir las mismas diferencias. Por supuesto que yo no estaba con él y pensaba que nosotros haríamos un mundo diferente. Ya ves.

hijoeputa dijo...

Yo rezo todos los días para que haya un colapso mundial de cualquier tipo y podamos ver como la gente caza ciervos y seca sus carnes y sus pieles al sol entre las ruinas de wall street.

Juan Poz dijo...

Qué curioso que esos dos viejos estén haciendo el único "ajuste de cuentas" en el que nadie se da el gustazo de saldarlas...

Pryncessa dijo...

me gusta tu blog y tu forma de escribir .... felicidades....