Dudabilidad

28.5.10



Sexto Empírico, en sus ‘Esbozos pirrónicos’ acude al «no capto» y al «no aprehendo» para explicar el sentir del escéptico respecto a establecer o refutar las manifestaciones que en el presente se dan sobre lo que se estudia. Dada la escasa pericia de la sociedad en general para captar y aprehender aquello que le es dado por el conocimiento, se podría conjeturar que en ella se da un mayoritario pensamiento descreído lo cual, por continuar la enseñanza del filósofo griego, pongo en duda.



7 apostillas:

María dijo...

Me considero más cercana a los escépticos que a los cínicos, soy "una duda con patas", pero con mis dudas, creo en muchas cosas.

Ahora bien, Francisco, me temo que en lo tocante a lo que aprehende y capta esta sociedad del conocimiento, soy una descreída total, cínica por delante y por detrás...

La sociedad actual, ni aprende, ni aprehende nada que merezca la pena. Desaprende todo lo aprendido y desaprehende todo lo bueno que tenía aprehendido. ;-)


Casi que me voy a dormir,
me está atacando el pesimismo ;-)
me temo, que me estoy contagiando, sin remisión.


Muchos besos Francisco y feliz noche, sin dudas.

Anónimo dijo...

tienes el maravilloso don de la lectura, jijiji.

Javier dijo...

Siempre que se le dé crédito a esa sociedad, así sería. Mas creo que no estamos hablando ahora sino de simple ignorancia aderezada con una enorme pizca de imbecilidad.

Un abrazo.

Joselu dijo...

No sé si estoy de acuerdo sobre lo que se dice de la capacidad de aprehender y captar de nuestra sociedad. Probablemente en nuestros días vivimos la era más culta de la historia por parte de un buen sector de la población que lee, que piensa, que se informa... No todo el mundo, claro está, pero sí que se intuye mucha formación, mucha preocupación por el estado del mundo. Sin embargo, dominan las tendencias contrarias: las banales, las mediáticas, las insignificantes... Tal vez es una campaña del poder en la sombra para distraernos de las claves significativas del mundo. El poder necesita de individuos alienados, distraídos, no reflexivos, acríticos... y potencia el consumo, el mundo de sombras que se toma por el verdadero... y, como moscas, acudimos al pastel de la mierda que como sombra está bien y es atractivo sobre todo si se le pone un lacito encima. Y como es una sombra, no emana olor, y decimos eufóricos: ¡que buena es la mierda!¡Qué textura más rica tiene!

El futuro bloguero dijo...

Yo dudo hasta de mis dudas, pero también estoy muy seguro de mis certezas...

Un abrazo Francisco

Juan Poz dijo...

¡Qué más quisiéramos, un "pensamiento descreído"! Lo que se da es la pura ignorancia aderezada con la más obscena vulgaridad.

Blanca dijo...

Como está el patio!!

No todo será tan malo.

Hoy con quien más coincido es con Joselu.

Un saludo a todos.

Y no dudéis de la sinceridad y de la buena fe de este saludo virtual.