Hundimientos

12.10.18



Nadaba plácidamente hasta que una ola le pasó por encima. Siguieron momentos de confusión y sensación de ahogo y una negra película, hasta salir a flote. Es igual en la vida, supervivientes de los malos momentos, hay que tratar de emerger de ellos.



1 apostillas:

Albada Dos dijo...

Pues sí, hay que esperar para respirar aliviado luego

Un abrazo