Genómica

15.9.10



Decidieron reproducir su ADN a partir de una muestra su cadáver para recuperar el genio de su escritura. Al abrir la tumba del cementerio de Montparnasse no encontraron los restos de Cortázar. En su lugar sólo había varios montones de palabras.



4 apostillas:

Joselu dijo...

¿Una novela inédita? ¿Tal vez un nuevo episodio de Rayuela?

Juan Poz dijo...

Polvo serán, más polvo enamorado; las palabras cronopias vencen al tiempo y al olvido.

Ex-compi dijo...

Bueno en el tuyo, y no te doy el mafario, no me permito eso, encontrarán un montón de entradas blogseras ricas en ingenio...

Blanca dijo...

Dios!!! Cortázar . Si te digo que su Rayuela la debí leer mas de 10 veces...

El libro que más me hizo disfrutar de todos o al menos uno de ellos.

Saludos a todos