Escribiendo

1.9.10




Un gerundio, muy chulito, vino a estropearme el cuento.



7 apostillas:

Miquel dijo...

Acabando...
Abandonando...
Aburriendo... (se)

Un abrazo, Francisco

Alu dijo...

Vaya putadón

Juan Poz dijo...

Los gerundios son la gerontocracia del verbo...

Maria Coca dijo...

Llegando de nuevo.
Volviendo a posar mis alas en tus letras.
Esperando saber que sigues escribiendo.

Besos de media luna en miércoles.

Asby Aldon dijo...

yo no sabría qué decir

Chula dijo...

Son más humildes los participios.

Joselu dijo...

Pues a mí me gustan los gerundios, me siento cómodo en ellos, los utilizo con frecuencia, son mis amigos: ¿Qué haces? Estoy durmiendo, estoy comiendo, estoy leyendo, estoy hablando, estoy corriendo, estoy mirando... Son acciones cálidas miradas en su transcurso, que me tranquilizan. Los participios dan las acciones como acabadas y eso me produce desasosiego. No me gustan los finales. Y los infinitivos los veo demasiado tensos, son fuerza en estado puro. El gerundio es tolerante y gordinflón. Me gusta.