Leer el periódico

21.1.10



Internet ha variado los modos de lectura de la información, hecho que causa una enorme desazón en el negocio periodístico por lo que supone de revolucionario. Ya no es que se abandone el papel que, cada año, irá a menos (se estima en una disminución del 3’5% en 2012), es que los lectores que visitan ‘Google Noticias’ sólo leen los titulares en un porcentaje del 44 por ciento y no van a la fuente del diario que lo suministra a leer la noticia, según ‘TechCrunch’.

Es más, si hace unos años era un 33% las personas que acudían a las fuentes digitales para estar informadas, ahora ese porcentaje llega hasta el 57 por ciento, y además se sienten más atraídas a acudir a los ‘agregadores de noticias’ (un 31 por ciento) que a la propia fuente digital (8 por ciento), o a cualquier otra ‘web’ (18 por ciento).

Panorama opaco que ofrece otros datos como que tan sólo el diez por ciento de los usuarios de noticias están dispuestos a pagar por un periódico impreso o en línea, mientras el 75 por ciento buscaría una fuente diferente de información si tuviera que pagar por leer las noticias. Tan sólo de esta quema se salvan los periódicos locales porque mantienen un dominio sobre temas muy concretos.

5 apostillas:

Juan Navarro dijo...

Lo importante no es el medio, en papel o digital, sino la información, si tenemos más o menos interés por informarnos. Y creo que tenemos más interés.

Anónimo dijo...

finally, I could find this article once more. You have few [url=http://tipswift.com]useful tips[/url] for my school project. Now, I won't forget to bookmark it. :)

franco dijo...

Yo creo que algo de complicidad hay entre el medio y el contenido. Por ejemplo, una errata grosera impresa, hasta puede quedar como artículo de colección pasado un tiempo, cuando ya miles -o millones- de lectores consumieron esa información. Una errata en internet se corrige con un par de teclas y algunos clicks (lo cual previene), así como cualquier cosa (posibilidad orwelliana en el siglo xxi). Tal vez sea anacrónico, paranóico o ambas, pero me sigo fiando más de lo que esté impreso, aunque lea los diarios via internet de todas maneras...

Joselu dijo...

De lo que has dicho lo que más preocupante me parece es que los lectores vayan solamente a los titulares y no a la fuente de la noticia, que se acuda a agregadores de noticias sin leer más. Sabemos que los titulares son una versión dramatizada de la realidad. El otro día un titular de El País decía "Los marines camino del infierno". Justo un titular llamativo e impactante, pero demoledor y que da lugar a una visión muy sesgada y negativa de lo que está pasando allí. Y cada vez la prensa es más de titulares. ¿Quién va a pagar por un periódico que tenga artículos de fondo, análisis, columnas de opinión, reflexiones, críticas? Me temo que la prensa será como la literatura, la música clásica o la pintura: sólo para personas de cierta edad. Los periódicos los leen los jubilados en las bibliotecas públicas y se pasan la mañana hojeándolos, pero yo nunca he visto a un adolescente con un periódico. Si acaso jóvenes leen los periódicos gratuitos del metro que dan en las grandes ciudades que son puro titular y poco más. Información sintética y sesgada según el interés del mercado. Y el problema es que cada vez el mundo es más complejo. Es una contradicción insoluble.

Sharif dijo...

Bueno, así es la cosa, o los medios de comunicación evolucionan, o se extinguen. Tristemente la sociedad de hoy requiere cada vez menos de información real...
Saludos.