Menos es más

26.12.09




La humildad potencia las virtudes de quien la ejercita; el orgullo y la vanidad, en cambio, apocopan cualquier talento.



4 apostillas:

Joselu dijo...

Sobre todo no admirarse a sí mismo, no envanecerse, ni siquiera considerar la humildad como un gran mérito.

Blanca dijo...

Si, pero hay quien confunde la humildad con una postura de falsa modestia con la que dar en las narices a los demás.

La humildad tiene unos límites muy sutiles y muy peligrosos de sobrepasar.
Esta es mi opinion .
En tan pocas palabras no se si he sido capaz de hacerme entender

Salud y alegría

Juan Navarro dijo...

Pero algunos lo venden a mejor precio.

Adolfo González dijo...

Todo escritor es vanidoso. El escritor que niega serlo es un impostor.

Humildemente te lo digo: soy vanidoso, porque soy poeta. Por eso es bueno reírme de mi vanidad. Y disimularla también. Tú también pareces vanidoso, porque eres otro escritor.