El verdugo

5.6.09



John Ellis se ejercitó durante media vida en la práctica de ejecutor. Su temor a la trascendencia hizo que se suicidara. La distancia entre el temor y el abismo mide un palmo.

7 apostillas:

Malo Malísimo dijo...

Si lo piensas friamente el verdugo no es má que otro intermediario...

TengoEstudios,PerodeLetras dijo...

Si se suicidó fue como romper el contrato de trabajo. La muerte fue el único pago al que tenía derecho.

franco dijo...

Temor a la trascendencia... interesante.

María dijo...

Pues por esta vez y sin que sirva de precedente, no estoy de acuerdo contigo.
Entre el temor y el abismo, hay otro abismo..¿conces a alguien que no haya sentido temor alguna vez?
Por suerte al abismo caen muchos menos.
Tu verdugo, ya estaba en el abismo...ni un palmo le faltaba.
Un abrazo.

Joselu dijo...

He buscado inmediatamente en bing (no google)la identidad de John Ellis. Con tus afinidades borgianas uno nunca sabe a qué atenerse. Y he encontrado varios Ellis, John, pero ninguno que corresponda al perfil que hay reflejas. No sé si es un nombre común que has utilizado para expresar tus reflexiones sobre la trascendencia, el suicidio, el temor y el abismo, pero no sé si he sido bastante hábil en entender tu propuesta que reconozco no captar en toda su dimensión analógica. Un día con una cerveza de por medio me lo explicas.

Juan Poz dijo...

Menos aún, un jeme...

Sonia. dijo...

La distancia es un concepto relativo. cuando se toma al suicidio como la mejor salida para muchos genios, lo que me llena de desconcierto es saber QUE ES LO QUE ELLOS VEN QUE NOSOTROS NOS VEMOS?.