Vertiginoso

18.2.10



La velocidad es lo sustantivo del mundo actual: la aceleración en el acercamiento a lo novedoso. No es de extrañar que alguien como el analista web y el gurú del investigación de las audiencias 'online', Avinash Kaushik, proclame que «el cambio constante es un imperativo estratégico en Internet.»

4 apostillas:

Xiada María dijo...

Es mejor ir despacio. Te equivocarás menos.

Besos

María dijo...

la aceleración,
sin concentración,
nos lleva al chichón. ;-)

¿Recuerdas ese anuncio?
"La potencia, sin control...No sirve"

Pero, también es cierto eso de... Renovarse o morir.


Besos y buen día, Francisco.

Juan Navarro dijo...

No es la velocidad, sino que estamos en manos del tiempo, esclavos del reloj y del calendario, en manos de una agenda. No hay nada más veloz que la luz, pero es ella la que define y moldea el tiempo.

Aaoiue dijo...

Será verdad, pero eso de los profetas del cambio constante, que no gurús, me recuerda a aquél, que cambiaba mucho de novia pero todas se parecían tanto que hasta parecía raro que las encontrara con tanta facilidad. No sé si me explico.
Saludos, Paco. Y no cambies.