Cartógrafo

29.9.09



—Necesito un mapa.

—Qué clase de mapa.

—No sé. Estoy perdido.

—Puede que le valga una carta de navegación sideral.

—Es más a nivel personal.

—Quizás un mapa cognitivo.

—Es sobre mi existencia.

—Entonces mejor cartografiar el atlas de la conciencia humana que se borra cuando desapareces.

6 apostillas:

El futuro bloguero dijo...

Lo tienen en versión Tom-tom, es que yo y mi neurona... para eso de los mapas...

No no, si entenderlos los entiendo... pero luego no me sale volverlos a doblar, tan apañaditos como vienen...

Como te lo digo dijo...

Me ha encantado si, aunque parece que hay gente que nunca han tenido conciencia..!

Gracias por pasarte y por enlazarme. Iré enlazando tus otros blogs.

Un saludo

María dijo...

Me ha encantado.
Pero...¿Porqué un mapa que desaparecerá con él?
¿No quiere dejar huella de su existencia?

¿Tú crees que sólo con el mapa de su conciencia le servirá para guiarse por su existencia? Quizá, si.

Un beso

Luis Valdesueiro dijo...

Un mapa sólo sirve si uno sabe dónde está. O eso me parece a mí. A alguien que está perdido, de nada le serviría un mapa, si no se encuentra antes.
Saludos.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy en un momento de mi vida un poco perdida...quizás también necesite un mapa de esos...
En la vida a veces hay que tomar decisiones y eso es dificil...
Me gustó tu entrada.

Un beso.

Ex-compi dijo...

No creo, hay algunas que desapareceran, pero otras perduraran.

De todas formas sigo pensando que deberías dejar a tus neuronas que se fueran por ahí un rato, porque como sigan así se te van a rebelar de tanto usarlas.