Litigios literarios

7.7.09



—Sabes que a Salinger, el que escribió 'El guardián entre el centeno', le ha dado la razón un juez de Nueva York para que no se publique una secuela de esta novela, ahora escrita por el sueco Fredrik Colting.

—Bueno no es algo nuevo. Ya se escribió ‘El Quijote de Avellaneda’ y Cervantes, que yo sepa, no fue a pedirle a ningún juez que lo impidiera.

—Lo que ocurre es que el libro quebranta los derechos de autor y devuelve a la vida al protagonista de Salinger.

—Piensa que quizás Cervantes no hubiera escrito una segunda parte sin esa obra apócrifa.

—Pero está mal copiar de esa manera.

—Contra la usurpación talento y no pleitos. No hay que restringir la libertad de expresión sino usar más creatividad e imaginación como remedio —sentenció—.

4 apostillas:

Sonia. dijo...

jaja que buena respuesta. ya no hubo replica!

María dijo...

Totalmente de acuerdo Francisco.
En el fondo, ya está todo inventado y de una forma u otra todo lo que se escribe son réplicas disfrazadas, en la forma o en el contenido.
Sólo el talento hace que brille algo por encima de lo demás.
Y con los abogado y los tribunales... ¡¡¡Al cesto de la basura !!! ... ja,ja,ja.
Un abrazo.

Juan Poz dijo...

En efecto. NO sé si el de Avellaneda fue o no estímulo para la magnífica Segunda Parte del de Cervantes, aunque sí parece que le obligó a cambiar algo el proyecto original, pero lo que sí sé es que nunca como hasta la lectura de ese libro se me despertaron las ansias de destrozar lo que acababa de leer. No lo hice, claro, y ahí lo guardo, en su estantería, como recuerdo de las aberraciones que aspiran a cobijarse bajo el nombre de literatura. Por otro lado, cómo se puede fallar en contra de usar personajes de otros libros para inventar a partir de ellos una nueva novela. ¡Qué sería de nosotros sin Don Juan, sin Carmen, sin Ulises, sin Orestes, sin...!
Salinger actúa como si hubiera creado una marca comercial, en vez de una obra literaria.

Mar dijo...

Lo malo de Salinger es que no hará como Cervantes. Salinger acaba de resucitar para volver a enterrar su leyenda como escritor, no creo que tengamos una segunda parte de "El guardián" de su puño y letra. Suena triste.