Ámbar gris

3.7.09



El médico inglés Schwediaur conoció de boca de unos pescadores la existencia del ámbar gris, sustancia de la que el ‘Diccionario de medicina y cirugía o Biblioteca manual médico-quirúrgica’ dice, entre otras cosas: «En las Indias se toma habitualmente el ámbar gris para calmar la tristeza y excitar la alegria lo creen muy á próposito para alargar la vida para mejorar la memoria y la mayor parte de las funciones del alma. Algunos han tenido á este remedio como específico de la rabia y el tetano pero hoy no se cree tal propiedad. En otro tiempo se usaba como afrodisiaco y aun no falta en el día quien hace uso imprudente de él para excitar el placer de la venus».

Nada comparable con cualquier producto de la farmacopea indicado para las dolencias de la frágil mente humana en la actualidad ni con doctor alguno que lo medique.

1 apostillas:

Sonia. dijo...

sera cuestio de fe?