Epítema

4.4.11



No nos reconocemos en los otros y esa falta de visión nos nubla el conocimiento y la reconciliación mutua.



8 apostillas:

Maria Coca dijo...

Cada vez miramos menos a los ojos...

Besos de lunática, amigo.

hEto dijo...

Falta de confianza en los demás y...
efectivamente, en nosotros mismos.

En los tiempos que corren, la reconciliación, como la verdad, resultan un acto totalmente rebolucionario.



Saludos reconciliadores,

H.

flower dijo...

... y mira que nos servimos de espejo para vernos y reconocernos. Pero asumirnos, es algo complicado, sobretodo, cuando lo que vemos, no nos gusta, o cuando lo que no soportamos de otros es, precisamente, lo que nosotros somos.

Un beso,

Joselu dijo...

Es difícil reconocerse en lo que es demasiado diferente a uno mismo. Podemos plantearlo como ejercicio humanitario y es correcto pero la realidad nos lleva a relacionarnos con lo próximo a nosotros. Hay un libro extraordinario titulado El ojo oscuro de África en que Laurent van der Post reflexiona sobre los prejuicios que llevaron a considerar al hombre negro casi como un animal, y en el fondo fue porque nunca se le miró a los ojos. Nuestra mirada estaba distorsionada por nuestra perspectiva que nos impedía ver lo valioso que encontramos y que destruimos sistemáticamente. Tal vez fue precisamente lo que hoy señalas en tu post lo que faltó.

Juan Poz dijo...

Me parece despiadado reconocerme en los otros; prefiero ahorrarles semejante imposición... No miro a los demáS buscándome a mí, sino huyendo de mí...

Ex Anónima dijo...

Ya ves... Tan cierto y tan duro... quién nos huye de si mismo buscando a los demás y se encuentra con los demás haciendo de uno mismo, y va y le jode... Pasa todo el rato... nos descubres Américas con haikus...

DIEZ EN UNA dijo...

Eto tio¡¡¡ Que revolucionario es con "v" (Vamnos eso creo yo).
Desconoczco si lo haces queriendo o no, parece mentira un ingeniero como tú.
¡Que yo no soy pa siempreeee! ¡Que algún día morire y a ver quien te corrige!.

hEto dijo...

Hostia!!, es verdad : reVolucionario. Mecachis...

Joer!!; si es que es cierto que soy un indigente intelectual y cultural.

Merci, nena; no sabría que hacer sin tu inestimable ayuda.

Espero que todo te vaya bien, creo.






NOTA : Disculpas a todos por este bis a bis en el lugar menos apropiado.