Avistamiento

2.4.11




Deleuze explica que «no nos contemplamos a nosotros mismos, pero no existimos sino contemplando, es decir, contrayendo aquello de los que procedemos (...) todos somos Narciso por el placer que experimentamos contemplando (autosatisfacción), aunque contemplemos algo muy distinto de nosotros.» Atrapados en el espejo de la abstracción miramos, en los demás, aquello que nos representa a nosotros mismos.




3 apostillas:

Juan Poz dijo...

Antes diría que no hacemos otra cosa que contemplarnos, pero superficialmente, de modo epidérmico; son miradas que se complacen en la distorsión ennoblecedora y en la esperanza de lo que podría ser si...

hEto dijo...

¡¡Coñio!!, que razón tienes, joder.

Pero digo yo : ¿no es mejor sentir la vida... que analizarla?. Es un decir.


Pido disculpas anticipadas por mi ignorancia o/y atrevimiento, pero... te intuyo sobre un pedestal ficticio, mirando por encima del hombro cuanto ocurre a tu alrededor. Igual deberías bajar al albero y mirar al toro de frente, en lugar que de lado al borrego.





PD : tonterías mías, seguro.

Anónimo dijo...

Hoy descubrí éste espacio y llamó mi atención el título de: "el día que estés muerto, sabrás cuanto te quieren..."

Y justamente a esta hora estan sepultando a mi señor suegro, al que un centenar de personas le demostraron su amor y cariño...

¡Caray...! pero el ya no se dio cuenta... Por ello coincido con hETO, es necesario vivir, disfrutar, sufrir y gozar la vida desde abajo. Hasta el sufrimiento de estos momentos que nos toca pasar como mortales tenemos que encontrarles el sabor... Escribo quizá estas incoherencias porque quiero disminuir el dolor...