Precio

19.2.11



El antisiquiatra Thomas Szasz defiende que «cada acto de aprendizaje consciente requiere la voluntad de sufrir una lesión en la propia autoestima. Es por ello que los niños pequeños, antes de ser conscientes de su autoestima, aprenden más fácilmente.» La pérdida de inocencia tiene un alto precio aunque nunca igual al coste de no alcanzar la ilustración.



3 apostillas:

Alu dijo...

No me creo haberme dado tantas ostias en la vida.

truchasoluble dijo...

Hace tiempo que pienso en leer a Szasz. Pero ese aserto no me convence, pues con el uso de la palabra “lesión” parece afirmar que solo con el pasaporte del dolor se llevan las cosas del mundo a la conciencia. Podría, en vez de la palabra “lesión”, haber utilizado “reorganización” o “reestructuración”. Y luego, creo que existen conciencias vacantes, abiertas, bien dispuestas desde sus principios, tanto infantiles como adultas, que para el aprendizaje no precisan de ningún trauma o reorganización de sus esquemas.
Vamos, que sin conocer a Szasz, con solo esa afirmación no me parece para nada un antipsiquiatra, pues ese aserto rotundo puede ser la semilla a ese otro aserto tan arraigado y tan antiguo que afirma que solo con el hierro candente del castigo es posible el aprendizaje.
Y luego, también, la palabra “autoestima”. Cierto que la emoción, tanto la experiencia del dolor como los momentos en que uno se juega el afecto a uno mismo, es un acelerador del aprendizaje. Pero de un aprendizaje que se recibe, en el que el sujeto actúa como receptor. No hay que olvidar que está el aprender haciendo, en el que el que aprende uno es el emisor y hacedor.

truchasoluble dijo...

Pensándolo mejor, quizá esté yo equivocado con el concepto antipsiquiatría, que vendría a considerar que la psiquiatría es una ficción. Y supongo que ese párrafo no tiene nada que ver para dejar de ser antipsiquiatra. Además Szasz es pionero de la antipsiquiatría, ¿no? Bueno, en lo que disiento es en considerar esa única forma de aprender, que sugiere que el hombre sólo siente que avanza y guarda memoria de ese avance cuando se raspa y hiere.
Un saludo.