Contagios

24.2.11



Si la pasión, la risa y la inspiración son contagiosas hasta infectarnos de un estado de ánimo determinado, como defiende la educadora india Kiran Bir Sethi, no lo son menos sus contrarios por igual. El equilibrio del mundo en un vasto desierto lleno de nada.



3 apostillas:

Antonio dijo...

Si la frialdad, el llanto y la rutina fueran contagiosos hasta infectarnos de un estado de ànimo ànimo determinado... Giordano Bruno hablaba ya, y otros antes, de los opuestos.

Antonio dijo...

Soy Isa Pacheco...mi alter ego se ha colao.

Ex Anónima dijo...

a mi solo me contagian los bostezos...algo que nunca entenderé. ;)