Marginal

5.2.17



Los chiquillos del barrio nunca querían jugar al escondite con el niño invisible.