Los manguitos

3.8.11




El funcionamiento de aquel artilugio resultaba tan enrevesado que decidí ahogarme.



2 apostillas:

María dijo...

Y desde el fondo del mar, surgió una sirena con flotador incorporado que te rescató, te depositó con sumo cuidado en la orilla, con una póliza a todo riesgo sumergible y con cristal de cuarzo anti rayaduras:-)


Un beso grande FRANCISCO y

¡¡FELIZ VERANO!!

concepto-aparte dijo...

Tu blog es un tesoro para las palabras y antipalabras. Ventanas a veces crueles que descubren otro modo de ver, otra pared al otro lado donde nuestros rostros se ven pequeños, muy pequeños.....
(o ese es mi modo de leerte)