Aventurero

11.8.11




En su octavo viaje, pobre como las ratas, Simbad el Marino, embarcó en una patera rumbo a Europa.



4 apostillas:

Camisetas Charrantes dijo...

Llegó a Europa. Pero, tal y como estaba el tema, se dio la vuelta.

DIEZ EN UNA dijo...

Si me hubieran leído tus anteriores cuentos veraniegos una asueta noche de estas de verano que estamos deleitando, en
compàñia social hubiera sonreido con ganas, pero con el de hoy no.
Buen ingenio caballero.
Besos, sonrisas y abrazos.

Míkel F. Deltoya dijo...

Bueno, el buen Simbad no ha de haber durado mucho por ahí.

Saludos

h.j. dijo...

Simbad que sueñas con cuentos...