Tirar la toalla

20.7.10



—Dicen que la fe mueve montañas.
—Y también que si no vas a ellas, terminan por venir a ti.
—Lo cierto es que he esperado mucho tiempo mover la montaña de la calidad, del rigor, del esfuerzo y no se ha movido un ápice de donde estaba.
—También dicen que quienes perseveran hasta el final en sus objetivos suelen salirse con la suya.
—Yo he dejado de ver la montaña.
—Será entonces que todo es una vasta llanura.



2 apostillas:

Isabel Romana dijo...

¿Te extrañaría saber que estoy en medio de esa "vasta llanura"? Besos.

Chula dijo...

Tal vez nunca hubo fe.

Saludos.