Caminata por un paisaje de aforismos

25.5.16



—Señor Jerzy Lec cómo se mide la libertad.
—La libertad de los esclavos se mide por la longitud de la cadena.
—Habrá alguna libertad preferirá usted.
—No os dejéis imponer la libertad de expresión antes que la libertad de pensamiento.
—¿Está rotos los sueños?
—Cuando quiere soñar con la libertad, se pone un gorro de noche en forma de gorro frigio.
—No cree en revoluciones.
—¡Libertad, igualdad, fraternidad! ¿Cómo se conjugan?
—¿Con empatía?
—El mundo no está loco en absoluto, aunque no está hecho para la gente normal. Está hecho para los normalizados.
—Y para los que no piensan.
—La estupidez no dispensa de pensar.
—¿Hay que derribar los ídolos?
—Al derribar las estatuas, respetad los pedestales. Siempre pueden ser útiles.
—¿Y escucharse a uno mismo?
—¿Quieres ahogar la voz de tu corazón? Conquista el aplauso de la multitud.
—¿El progreso es una conquista?
—Cuando griten: ¡Viva el progreso! pregunta siempre: ¿El progreso de qué?”.
—Hay estrechez de miras.
—Algunos ven por los ojos como por una mirilla.
—O están ciegos.
—¡Cómo ayuda la ceguera a dar en el blanco!
—¿El hombre?
—Persona non grata.
—¿La Tierra?
—¡Ese punto debajo de un signo de interrogación!
—Un consejo.
—Habla sabiamente, el enemigo escucha.
—Una recomendación.
—Exigid un resguardo cada vez que hagáis una reverencia.