Inexpertos

20.12.13



«No es la justificación lo que anima a dar explicaciones sino más bien la impericia de quien las reclama», argumentaba el retórico Filisco de Mileto. Lo que socaba el mundo no es la pericia sino la torpeza.



2 apostillas:

Juan Pérez dijo...

En efecto, lo que socava la realidad hasta hundirnos en la miseria es la chapuza. En nuestra caso, además, el de España, bien puede hablarse de "chapuza nacional", incluso, o inclusa, para concordar raemente.

Joselu dijo...

Pero el mundo y la historia progresa en conjunción de pericia y torpeza. Yo me reconozco torpe en muchos sentidos, y tal vez en alguno sea capaz.