Beodos

14.12.13



Señala Voltaire que «buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una». Y como tales no acertamos dar con ella.



5 apostillas:

Mari Carmen dijo...

mi experiencia me dice que los borrachos encuentran su casa pero no saben cómo han llegado hasta ella. ;)

Chus dijo...

"...habré vivido una vida
con farmacias, gatos, sábanas, saliva,
periódicos, mujeres, puertas y otros surtidos,
pero en ninguna parte
un hombre vivo."


[Fragmento de Pobreza, de Ch. Bukowski]

Juan Poz dijo...

Me parece mucho saber, el de los primeros...

Joselu dijo...

Felicidad, qué extraña idea. Cuando la tenemos no somos consciente de ello. Y cuando la perdemos, la añoramos.

María dijo...

Pues no, me temo que el amigo Volaire estaba muy equivocado jaja a la felicidad no se la busca, te encuentra ella, solo hay que beber poco y vivir con los ojos abiertos para meter la llave en la cerradura correcta. Todo el mundo sabe donde se siente en casa, lo mismo que todo el mundo sabe lo que le hace feliz... o al menos debería saberlo ¿ a qué se dedica la gente mientras vive si no es a averiguarlo ? ... ay estos sabios xD!! pero qué bobitoss son ;-)


Muuchos besos FRANCISCO y feliz Navidad.