Paraísos artificiales

21.10.13



Bajar el cielo a la tierra es una vieja aspiración del ser humano. Un anhelo hoy satisfecho a través de entornos fabricados sobre el sexo, la belleza, la opulencia, y a los que pueden acceder por momentos casi cualquier hijo de vecino con capacidad de consumo. Nunca estuvieron las personas tan cerca del paraíso.



2 apostillas:

Juan Poz dijo...

Me deja parao ese paraíso. Para ir a él, mejor buscarse otros, naturales o artificiales.

jordim dijo...

Los paraisos son de poco fiar...