Influjos

18.7.11




Igual que el árbol no sabe de su sombra, ignoramos la amplitud de la influencia de nuestras acciones.






15-M Pensar no es ilegal (aún) »

5 apostillas:

Juan Poz dijo...

Estar atentos a ella es una exigencia ética, sobre todo para evitar que sea perniciosa.

Maria Coca dijo...

Y lo mismo somos los responsables de todo cuanto nos rodea.

Muy acertado, como siempre.

besos de luna llena.

Charro dijo...

Mejor no pensar en la influencia de nuestras acciones. Llevado al extremo nos impediría levar a cabo cualquier acción, por temor a sus posibles consecuencias. Es mejor ser como el árbol.

Blanca dijo...

hay veces que no se que comentar
pero me gusta que sepas que he pasado por aquí .
Saludos a todos.

Blanca dijo...

hay veces que no se que comentar
pero me gusta que sepas que he pasado por aquí .
Saludos a todos.