En el quiosco

21.6.11




—Buenos días.
—Se le saluda don Ramón. ¿Algo fresco?
—Sí, una horchata.
—¿Qué le parece la que están armando estos del 15-M?
—¡El mundo es una controversia!
—Hay quien opina que no van a ninguna parte.
— Lo mismo da triunfar que hacer gloria la derrota.
—A mí me recuerdan otros tiempos.
—Quien sabe del pasado sabe del porvenir.
—Nos esperan duros tiempos.
— La tragedia nuestra, no es tragedia.
—Sigo siendo pesimista porque sé que el sistema se lo come todo.
—Sobre la eterna noche del pasado se abre la eterna noche del mañana.
—Aunque no les quito mérito y les apoyo.
—Sin el aplauso de ustedes, los jóvenes que luchan pasando mil miserias, hubiera estado solo estos últimos tiempos.
―Hoy invita la casa don Ramón María.





15-M Es tiempo de hacer dudar al poder »

3 apostillas:

Joselu dijo...

Valleinclanesco diálogo, lo que siempre viene bien. Me cae bien Valle, salvo en un asunto en que maltrató a Galdós cuando éste ya era viejo y estaba pasando dificultades. Sus obras son geniales y tienen más calado porque están escritas por un conservador, carlista esteticista, que se pasó a la visión de altura desde la que contempló el mundo como si fuéramos títeres sin ninguna entidad o fundamento, condenados a lo grotestco, o mejor dicho, al esperpento. En esa intuición, la clavó. Valle tuvo la suerte de morir antes del inicio de la guerra Civil. No hubiera soportado a un Valle indeciso ante aquel terrible dilema moral, que como todos los dilemas importantes, ambas opciones conducían al infierno.

Bien por Valle y por esos muchachos del 15-M que seguirán existiendo mientras no se definan, pero si no se definen, terminarán desvaneciéndose. Otro dilema letal.

Velero dijo...

Y lo mejor de todo es que, para colmo, la horchata estaba riquísima.

Saludos, un placer pasar por aquí.

Juan Poz dijo...

Lanza Valle un encendido discurso en el Ateneo en defensa de los derechos de la mujer. Le rodean los periodistas: -¿Se ha vuelto Vd. feminista, D. Ramón? -Feminista no, mujeriego.