‘Textimonio’

20.2.18



El autor muere en la medida que el texto avanza, en cada página escrita, en cada renglón saltado, en cada signo ‘ortografiado’: sucumbir hasta alumbrar la obra.



1 apostillas:

Juan Poz dijo...

Curiosa visión de los libros como ataúdes...