Interregno

22.1.17



En aquel país cada día derrocaban a un rey distinto. Lo habían acordado de forma unánime y para no dar lugar a que hubiera abusos de autoridad.