Encuentro en el dispensario

3.7.12




—Señor Vigny, qué le trae por estos lares del padecimiento.
—El hombre es un aprendiz y el dolor es su maestro.
—Parece derrotado.
—Cuando ves lo que somos y lo que representa la vida, solo el silencio es grande, todo lo demás es debilidad.
—En cierto modo somos como muñecos de trapo en manos del destino.
—El fuerte determina los acontecimientos; el débil sufre lo que el destino le impone.
—La determinación lo es todo.
—El querer lo es todo en la vida. Si queréis ser felices lo seréis. Es la voluntad la que transporta las montañas.
—Deme un ejemplo.
—Los actores son muy felices, porque tienen una gloria sin responsabilidad.
—¿Acaso no fingen?
— La vida es demasiado corta como para perder una parte preciosa fingiendo.
—Simulando no sé pero hay quien se pasa la vida soñando.
—El hombre es un milagro químico que sueña.
—¿Y alcanza lo que sueña?
—Una vida lograda es un sueño de adolescente realizado en la edad madura.
—No están los tiempos como para soportar nada más y sí para abrir su mente.
—Cada hombre es testigo de la pared que limita su espíritu.
—Pues será entonces que hay mucha estrechez de miras.
—Ciudadano verdaderamente libre es aquel que no depende de los gobiernos ni les debe nada.
—Pero el poder siempre demanda por boca de quienes nos gobiernan.
—El gobierno menos malo es aquel que se hace menos ostentación, que se hace sentir menos y que resulta menos caro.
—Eso crea frustración.
—No se debe tener ni amor ni odio hacia los hombres que están en el gobierno. Se debe tener para ellos el mismo sentimiento que se tiene por un cochero; conduce bien, o conduce mal, eso es todo.
—No dicen eso los medios de comunicación.
— La prensa es una boca forzada a estar siempre hablando. En consecuencia habla una y mil veces aún sin tener nada que decir.
—Escriben un cuento que les cuentan.
—La historia es una novela escrita por el pueblo.
—Entonces todos somos válidos.
—Nunca he encontrado un hombre de quien no haya aprendido algo.



1 apostillas:

Asby Aldon dijo...

sensacional, creo que hay que mirarse más el ombligo, con vistas a resolver problemas propios, aislarse del mundo y dedicarse a uno mismo, ser justos y admitir la derrota, el mundo ha sido derrotado, si solucionas tu vida con dos cojones ya habrá un grano menos de arena en el desierto global de los inconvenientes