Golpe

12.11.16



Franz Kafka decía que «si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?... Un libro tiene que ser un hacha que rompa el mar de hielo que llevamos dentro». Un puñetazo en el cráneo no sé pero que un libro te abofetee el alma es la mejor sensación para un lector.