Desistimientos

19.9.16



Vladimir Jankélévitch señalaba que «para ser alguien aquí y ahora, hay que renunciar a ser otro, en otra parte o más tarde». La vida es un abandono de instantes y una renuncia de todo aquello que no fuimos queriendo serlo. Será por eso que Cees Nooteboom manifestó: «¡tenía mil vidas y elegí una sola!»



2 apostillas:

Juan Pérez dijo...

Todas, al cabo, "presentes sucesiones de difunto" quevedianas.

mailconraul dijo...

Puede ser que el abandono y la inercia puedan más que el empeño y la posibilidad. Nada es sin renuncia. Es fácil tener mil vidas, elegir una sola y equivocarse de elección. Para ser un don nadie, aquí y ahora, tarde o temprano alguien o algo renunciará a nosotros.