Dialogo con el condestable de las letras francesas

16.12.15



—Señor d'Aurevilly, ¿ha leído lo que dice la prensa de hoy?
—Los periódicos son los ferrocarriles de la mentira.
—Le veo subido de tono. Las noticias no le sientan bien y menos en campaña electoral.
—Los amantes de la verdad o de la belleza no pueden ocuparse de la política, la cual, a su vez, no se ocupa de la belleza ni de la verdad de las cosas.
—¿No hay, acaso, elevados ideales en algunas de sus prácticas?
—Los grandes hombres son como las más hermosas flores. Crecen a pesar del estiércol que echan sobre ellos los envidiosos y los imbéciles.  
—¿Y la búsqueda del bienestar? 
—El placer es felicidad de los locos, la felicidad es placer de los sabios.
—Ya no hay miramiento.
—Aquello que en nosotros debería proceder con mayor cautela, es el amor propio, que es quien menos la tiene.
—¿No hay remedio?
—Poner el remiendo junto al agujero nunca es la mejor solución.
—¿Y ser decentes?
—Siempre habrá soledad para aquellos que son dignos. 
—¿Cuál es el destino más bello?
—Tener genio y permanecer en la oscuridad.



0 apostillas: