Némesis

11.7.13



La verdadera brecha no está entre digitales y analógicos. La fisura social se encuentra entre quienes a través de las redes sociales viven en un globo sonda lejos de pisar el suelo y aquellos otros que cada día arrastran su existencia por la tierra. Los primeros ven demasiado cerca el cielo de la utopía, los segundos entienden como imposible cambiar la realidad. Vamos del tecno optimismo al pesimismo cotidiano.
Si un día unos subieran y los otros bajaran igual lograrían que la unión hiciera la fuerza, hasta que todo se volviera a disgregar.



3 apostillas:

Malo Malísimo dijo...

Eso, buen amigo, es como desear que los cochinos tuviesen tantas patas como los ciempies.

Juan Pérez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Poz dijo...

Excelente hallazgo: tecnoptimismo. La red te da un chute de omnipotencia divina. Menos liviana y más divina de lo que nos parece.