Vislumbres

3.9.11




«Donde hay hipocresía, hay esperanza», pronostica el que fuera economista, educador, poeta y filósofo, Kenneth Boulding Ewart. Ningún momento como el que vivimos, tan ungido de simulacro, como para atisbar un lejano rayo de alcanzar los sueños anhelados, de confirmarse la tesis bouldiniana.





15-M Somos el auténtico poder constituyente que no se presta a ser una herramienta de los partidos »

2 apostillas:

Joselu dijo...

Los sueños son eso, sueños. En la realidad, los sueños sólo conducen a la desilusión y a la frustración, pero hay unos instantes en que son hermosos. Pensemos el el catorce de abril de 1931. Luego podemos ponerlo en relación con el 18 de julio de 1936. Ya no es tan simpático. Pero cada fecha, cada sueño, tiene su reverso. Por eso, tal vez la hipocresía sea una fuerza mucho más moral de lo que habitualmente se piensa para constituir las sociedades y las relaciones humanas, fuera de su mala imagen entre las monjas no residentes en el convento de Entre tinieblas de Almodóvar.

Francisco Mendez dijo...

por cada sueño que falla hay un ventana que se cierra