Amparo

23.6.17



El destino no se cambia: se afronta.



2 apostillas:

Juan Pérez dijo...

De ahí los clásicos chichones...

mailconraul dijo...

Aun sin querer enfrentarlo...