Intervalos

12.4.16



De joven —como Baudelarie— pretendía ser sublime sin interrupción. Ahora lo maravilloso está en la pausa del mudo.



0 apostillas: